chusmas

28.10.10

Este es el proceso en el que Barbie dejo de ser una muñeca amorosa y tierna para convertirse en una prostituta difamadora de anorexia.

4 comentarios:

Iván Bura dijo...

Jajaja, y así fue?
No sabía!
Es que no tengo ninguna Barbie...
Por suerte! jeje :P

Un beso!

Cristine SM dijo...

ahahah Es genial!
Te sigo!

Eva Karen dijo...

toda la razón!

Ser dijo...

Coincido pero prosti ya era, basta con conocer la historia de su predecesora Lilli.
Besos

Transitando un paraíso de amor o un infierno de locura y yo sabiendo los riesgos insisto en jugar a que vos formas parte de mi.